Dacus (Bactrocera) oleae

Esta especie está asociada a las plantas del género Olea y en particular al olivo. Está presente en toda la cuenca Mediterránea, Sudáfrica, Islas Canarias, India y Asia Occidental. En el hemisferio occidental sólo se encuentra actualmente en California. Se la considera como la plaga más importante del cultivo del olivo en las regiones en las que está presente, llegando a condicionar la cantidad y calidad de la mayoría de las zonas de cultivo.

La incidencia de sus ataques tiende a acentuarse en las zonas más húmedas y frescas, con una gran variabilidad según la variedad cultivada. Es menos pronunciada en zonas con veranos calurosos y secos.

MORFOLOGÍA y BIOLOGÍA

El insecto adulto presenta una coloración pardo rojiza o anaranjada sobre la que destacan una serie de placas de color negro.

Tiene las alas transparentes e irisadas, y el borde posterior del tórax es de color amarillo. Los huevos son alargados y de color blanco. La larva es ápoda y blanca. La pupa es de forma alargada y color amarillento que se va oscureciendo a medida que progresa en su desarrollo.

Se observan por lo general, de dos a tres generaciones anuales dependiendo de las condiciones climáticas. Suele pasar el invierno en estado de pupa, que se localiza en el suelo a poca profundidad, aunque pueden encontrarse individuos en todos los estados de desarrollo.

Los adultos de la primera generación aparecen en marzo o abril y pasan cierto tiempo alimentándose de sustancias azucaradas, como la melaza de algunos homópteros, hasta alcanzar la madurez sexual e iniciar la puesta. Los huevos son depositados por la hembra bajo la corteza del fruto elegido. Este ha de tener un nivel de maduración adecuado y no estar ocupado por otro huevo. Es típico, pues, de este insecto que deposite un solo huevo por aceituna.

Tras la eclosión, la larva se alimenta del fruto excavando una galería pequeña y tortuosa, y una vez completado su desarrollo pupa en el interior del fruto, cerca de la epidermis.

Los máximos de intensidad de vuelo se observan en julio y octubre, siendo más elevado el segundo que el primero.

DAÑOS

Los daños causados por la mosca del olivo son de dos tipos: cuantitativos y cualitativos.

Respecto a los daños cuantitativos, los daños son causados por las larvas de segundo y sobre todo de tercer estadio y consisten en que éstas consumen una parte importante de la pulpa de la aceituna lo cual reduce el rendimiento en aceite. Una parte de la producción se pierde debido a que los frutos atacados caen prematuramente del árbol. En las aceitunas destinadas a aceite los daños causados por las picaduras de puesta y las larvas de primer estadio no tienen un impacto significativo. En las aceitunas de mesa las picaduras de puesta sí deprecian la producción.

En el aspecto cualitativo sí hay que considerar que las aceitunas con alta incidencia de esta plaga producen un aceite de peor calidad que las sanas sobre todo si son larvas de tercer estadio. El aceite obtenido de estas aceitunas atacadas puede tener una acidez (expresada en ácido oléico), de entre el 2% al 10% según el porcentaje de infectación, y también son aceites con una menor capacidad de conservación ya que presentan un índice de peróxidos más elevado

Debido a los ataques de la mosca también se producen daños cualitativos de forma secundaria, ya que en los restos que la larva va dejando dentro del fruto, se desarrollan hongos que deterioran la calidad del aceite obtenido. Este deterioro secundario de la calidad es más evidente en los aceites obtenidos de aceitunas atacadas recogidas del suelo o que se hayan almacenado varios días antes de la molienda en la almazara.

 

DACUSNEX® COMBI es una combinación de 2 atrayentes, uno alimenticio y otro con la feromona de la hembra de Dacus (Bactrocera) oleae, para la atracción de hembras y machos de la mosca del olivo.

El difusor tiene forma de blister, con una duración en campo de 90 días, y está envasado individualmente en un sobre de aluminio con etiqueta de especificaciones.

Una vez extraído del envase, el difusor no necesita ninguna operación de activación, ni debe abrirse, tan sólo colocarse adecuadamente en la trampa.

MATERIAL NECESARIO

En general el DACUSNEX® COMBI se usa conjuntamente con una trampa ECONEX CROMÁTICA AMARILLA 40 X 25 CM (Código: TA125), con el fin de que las moscas atraídas queden adheridas en la superficie de la trampa.

Una vez colocada la trampa en el olivo, colgaremos el difusor DACUSNEX® COMBI 90 DÍAS de uno de los orificios de la misma usando el colgador suministrado con el producto. No colocar la parte metalizada en contacto con el adhesivo.

2,90 € (sin IVA)2,84 € (sin IVA)

0,87 € (sin IVA)
DETECCIÓN Y SEGUIMIENTO

Colocaremos de 1 a 2 trampas por hectárea, según situación y homogeneidad de las parcelas.

Debemos colocar las trampas 3 meses antes de la recolección, y emplazarlas en la cara sur de los olivos y a una altura de 1.5 a 2 metros.

CAPTURAS MASIVAS

Colocaremos de 10 a 20 trampas por hectárea, según situación y homogeneidad de las parcelas. Una trampa controla de 500 a 1.000 m2.

Colocar las trampas tan pronto como tengamos capturas, y 3 meses antes de la recolección. Las trampas las emplazaremos en la cara sur de los olivos y a una altura de 1.5 a 2 metros.

En los bordes de las parcelas será necesario colocar una barrera de trampas, separadas entre sí de 10 a 15 metros.

ÉPOCA DE EMPLEO

Para conseguir un buen control de la mosca del olivo, es aconsejable combinar los dos métodos: el de detección y seguimiento, y el de capturas masivas.

Al comienzo del verano se puede colocar una trampa por hectárea para la detección de la plaga y la observación del nivel de sus poblaciones. Mediante umbrales de tolerancia establecidos en cada zona, se define después el momento para adoptar medidas de control, en este caso capturas masivas.

El umbral de tolerancia para Dacus (bactrocera) oleae es muy bajo y varía según la zona. De forma muy general se puede decir que está entre 1 y 5 capturas por trampa y día.

ALMACENAMIENTO DE LOS DIFUSORES

Deben conservarse en su envase original y en un lugar fresco.

Para la conservación de los difusores durante largos períodos de tiempo, se recomienda utilizar el frigorífico a 4o C, en cuyo caso mantienen su efectividad durante 2 años, y en congelador a -20o C se pueden conservar hasta 4 años.

EMBALAJE

DACUSNEX® COMBI 90 DÍAS ENV. 1 UD.
Caja de cartón ondulado con 400 unidades (80 envases de 5 unidades).
Medidas de la caja: 40x60x35 cm (ancho x largo x alto).
Peso de la caja: 12 kg.
Nº de cajas por palet: 20.
Medidas del palet: 80 x 120 x 190 cm (ancho x largo x alto).
Peso del palet: 250 kg.


 

DACUSNEX® COMBI 90 DÍAS ENV. 20 UD.
Caja de cartón ondulado con 400 unidades (20 envases de 20 unidades).
Medidas de la caja: 40x60x35 cm (ancho x largo x alto).
Peso de la caja: 11 kg.
Nº de cajas por palet: 20.
Medidas del palet: 80 x 120 x 190 cm (ancho x largo x alto).
Peso del palet: 230 kg.